Españoles en el ejercito Rojo.

Españoles en el ejercito Rojo.

la historia de los españoles en Rusia durante la Segunda Guerra Mundial no se limita a la División Azul. También hubo un grupo reducido  de españoles que lucharon del lado soviético.

La mayor parte de los españoles instalado en la URSS son los niños refugiados (“los niños de la guerra “), son  2.895 niños y niñas  y sus acompañantes (122 personas). También hay los activistas, los políticos republicanos y sus familias (891 adultos y  87 niños), y soldados, la mayor parte pilotos de aviones.
  

la parte mas brillante de la aportación de los españoles a la defensa de la URSS fueron  los pilotos de aviones. En el momento del inicio de la operación barbarossa, se formaban en en la Academia Militar de Frunze tres pilotos españoles: Antonio Arias Arias, Domingo Sánchez Bonilla y Juan Lario.

Insisten ante la autoridad soviéticas para ser integrados en una unidad de combate.
Finalmente este deseo le sera concedido en agosto de 1941. Se juntan a los 3 pilotos iniciales 15 otros  pilotos de la ex-República española en una unidad bajo la responsabilidad directa de la NKVD (la KGB de la segunda Guerra Mundial).
Enviados a Chkalov, un campo de aviación cerca de Moscú, reciben un entrenamiento rápido y son enviados a los Urales. En dos días, tuvieron que cambiar tres veces de base por el rápido avance de los alemanes.
El tercer día, los pilotos españoles se enteran de su misión. Los aviadores libraran una guerrilla en los aires.  Con aviones alemanes (Messerschmitt Bf 109, algunos Junkers y dornier) ) adquirido antes de 1940, se debe atacar la retaguardia de las tropas nazis. Los aviones alemanes son camuflados como si fueran de la Luftwaffe, con la evastica en la cola. Estos aviones  eran   Messerschmitt Bf 109, el Bf 110 C-4, el Junkers Ju 88 K-1 y Dornier Do 215 B-3.
A finales de 1942, los aviadores se trasladaron  al aeropuerto de  Bykovo  para participar en la defensa de Moscú, formando la denominada  1 ª Brigada Aérea. A partir de este momento, los jóvenes españoles en edad de alistarse integran de preferencia esta Brigada.
Uno de los más joven, Luis Lavín Lavín, que llego a la urss en1937 , empezó su formación de piloto de caza  con tan solo 15 años!
De un total de 88 pilotos españoles que participaron en los combates, podemos hablar de algunos en particular.
Antonio Arias Arias, nacido en 1915, se formo de piloto de caza en España. Después de la derrota de 1936, pasó en los campos franceses de Argeles y Gurs, finalmente decidió irse a la Unión Soviética en agosto de 1939.
Participo en el la defensa de Moscú, en la 1 ª Brigada Aérea y terminó la guerra como  jefe de escuadrilla
Manuel Clavero Zarauz nació en 1917, se unió  como voluntario en la aviación republicana y
se ilustra en el manejo del Biplano I-15 “Chato”. Huyo a Francia con su avión, y fue internado en el
Campo de Argeles. Luego se unió a la Unión Soviética y se estableció en Jarkov. Se trata de un As, acreditado con 20 victorias y ha participado en más cien combates aéreos. A finalizar la segunda guerra mundial, tenia el rango de coronel.
El otro grueso de los españoles fue integrado en un regimiento bajo el control del ministerio de interior. Recibieron una breve formación militar  sobre técnicas de sabotaje (descarrilamiento de trenes, ataques sorpresa, labor de inteligencia)
Los primeros españoles se destinaron a  Ucrania en mayo de 1942, una zona de vital importancia para los alemanes, destino de algunas de las mejores divisiones alemanas.
SS-Pz-Totenkopf
Lanzados en paracaídas tras las líneas alemanas, estos combatientes son los primeros en entablar combates con las tropas alemanas.
Son más de 700 combatientes españoles en total, integrados en grupos de partisanos, encargados de controlar y dirigir operaciones de guerrilla.
La epopeya de los españoles tiene momentos heroicos, por el ejemplo, en el frente de Stalingrado, el 13 de septiembre 1941, 74 jóvenes españoles intentaron una salida para encontrar una grieta en el cerco alemán. Sólo siete volvieron vivos a sus posiciones….
Las mujeres españolas también se distinguen. Podemos citar a  uno de ellas, Maria Pardina,  por sus actos recibió la  medalla al valor de la Orden de la Bandera roja.

 De los 700 soldados españoles que participaron en la Segunda Guerra Mundial, en el bando soviético, murieron 151  en combates y 15 desaparecidos.

A dos se le dieron  la Orden de Lenin, a 70 la Orden de la Bandera Roja de la Estrella Roja y/o La medalla de la Gran Guerra Patria, y a 650 se les entregaron una o varias de estas medallas:
Medalla de Defensa de Moscú, Medalla de Defensa Leningrado, medalla por la liberación de Varsovia, de Praga y por la Batalla de Berlín.
El último soldado español que vivía en Rusia murió 25 de marzo del 2010: Ángel Corral Grandal
En diciembre 2010, murió en  Madrid el ultimo  de los pilotos (Medalla del Valor de la Orden de la Gran Guerra Patria, y la Estrella Roja).
Así se cierra un capitulo heroico y desconocido de la historia de la Segunda Guerra Mundial.

el cementerio de Novgorod

En vísperas del sexagésimo sexto aniversario de la Victoria de  la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Gran Guerra Patria, que se celebra el 9 de mayo, recordamos a quienes ofrendaron  su vida por la liberación de la Patria y de Europa del fascismo.  Al mismo tiempo, no olvidamos a quienes, habiendo combatido del lado de Alemania nazi encontraron la muerte y el lugar del reposo eterno en suelo ruso.  Y es que, el “respeto a las tumbas ajenas es un signo de cultura de la sociedad”.  Guiándose justamente por este principio, las autoridades rusas tomaron la decisión de organizar el “sector español” en el cementerio militar en las afueras de Novgorod, en el noroeste de Rusia, donde descansan  los restos de combatientes del Ejército Soviético y de soldados  y oficiales de la Wehrmacht. Fuente: http://spanish.ruvr.ru

El 15 de septiembre de 1997, en esa necrópolis, ante la presencia de  una nutrida delegación de España, fueron  enterrados los restos de 38  miembros de la “División Azul”, unidad militar española que combatió  en el frente de Leningrado, integrando las tropas alemanas, entre  octubre de 1941 y octubre de 1943.  Según distintos cálculos, a través de la  “División azul” pasaron  de 45 mil  a 50 mil españoles, de los que  unos cinco mil perecieron y reposan  en suelo ruso.

Al día de hoy, según los datos de la “Fundación División Azul”, en el cementerio de Novgorod fueron reinhumados los restos de 1.951 divisionarios españoles.  En tanto continúan los trabajos de búsqueda de los demás integrantes de la “División Azul” que perecieron, con el objeto de trasladarlos hasta el sector español del memorial de Novgorod.

El periodista español Miguel Bas Fernández, delegado de la agencia EFE en Moscú, estuvo presente en la ceremonia de inauguración del memorial dedicado a los divisionarios, en la necrópolis de Nóvgorod. En una entrevista con nuestro reportero Víctor Sújov, Miguel contó sobre la actitud de la población local ante el hecho de la existencia en su suelo de un conjunto memorial en recuerdo de los que llegaron a Rusia con las armas en mano. El relato de nuestro interlocutor rebasó considerablemente los marcos del tema planeado, pues se centró en la historia de los españoles en la II Guerra Mundial.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

EmailEmail
PrintPrint
WP Socializer Aakash Web